Gracias a gestión del Hospital de Soledad Materno Infantil, madre e hija venezolanas se reencuentran después de 10 días.

Desde el pasado 25 de mayo, que agentes de la Policía Nacional trasladaron hasta el Hospital de Soledad Materno Infantil a María Ángel Vicuña, personal de la entidad, liderado por el equipo de Trabajo Social, activó la búsqueda de familiares hasta dar con el paradero de éstos en el municipio de Maicao, en La Guajira. De inmediato se gestionó el traslado de la madre para su reencuentro con la joven quien se encontraba desaparecida desde el 22 de mayo.

Claudia Arenas Torres, Gerente del Hospital de Soledad Materno Infantil, sostuvo que una vez se realizó el ingreso de la paciente, se realizaron las respectivas valoraciones médicas. “Desde su ingreso al Centro de Salud Ciudadela Metropolitana, se le practicaron los exámenes médicos correspondientes. María Ángel es una paciente con un diagnóstico de Trastorno Bipolar, por lo que en el Hospital, seguiremos atendiéndola. Se realizarán gestiones con otras entidades de salud para que se le pueda iniciar un tratamiento en  Neurología y Psiquiatría. Con esto demostramos que estamos comprometidos con nuestra política de humanización, donde no solo prestamos servicios de calidad, sino que nuestro personal está siempre dispuesto al trabajo social con los pacientes”, indicó Arenas Torres.

Por su parte, Mirna Rivera, madre de la joven, manifestó su agradecimiento por la atención que su hija recibió en las instalaciones del Hospital y en la gestión del personal para poder encontrarla. “Primero le agradezco a Dios porque mi hija está sana y salva; a la Policía Nacional por no dejarla abandonada y por su puesto al Hospital Materno Infantil por todo lo que hizo por mi hija. Mi cuñado fue quien me dijo que mi hija estaba en Soledad porque vio su foto en Internet. También quiero agradecer a este país de Colombia, porque nos han acogido a los venezolanos como hermanos”, sostuvo la madre de la joven.

Libia Beleño, Trabajadora Social de la entidad y quien lideró la campaña para la búsqueda de los familiares de la paciente, indicó que la solidaridad de los empleados del Hospital, fue clave en la recuperación de María Ángel. “Ella fue dada de alta casi que a los días de haber llegado, sin embargo, como aun no habíamos encontrado a sus familiares, aquí nos hicimos cargo de ella porque nuestra misión es cuidar de nuestros pacientes y eso hicimos con María Ángel quien se convirtió en una hija adoptiva para todos nosotros. Entre los que podíamos, asumimos su manutención y queremos seguir ayudándola”.

El Hospital de Soledad Materno Infantil, extiende además, su gratitud a la Policía Nacional por la disposición de llevar a la joven hasta el Centro de Salud.

Deja una respuesta