Hospital Materno Infantil de Soledad, una institución amiga de la mujer y la infancia

El Hospital Materno Infantil de Soledad es una institución amiga de la mujer y la niñez (IAMII), lo que quiere decir que a través de sus programas promueve acciones que impulsen las practicas saludables, adecuadas y responsables en el cuidado de la mujer y la infancia en sus diferentes etapas, especialmente en la planificación, preconcepción, gestación, nutrición, lactancia, preparación para la maternidad y paternidad, y desarrollo infantil.

Lo anterior  teniendo como criterios orientadores, la capacitación del personal asistencial, los derechos de la población, la educación en hábitos sanos a la comunidad que hace parte del universo materno infantil y demás estrategias que permitan dar una atención con calidad, calidez, diferenciada e integral a la mujer, niños y niñas.

Así lo explicó Ana Milena L’Hoeste Roa, coordinadora del Sistema de Información y Atención al Usuario del Materno, quien indicó que lo anterior se cumple con base en los objetivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Estos objetivos y metas, que constituyen la esencia del programa mundial, se llaman ahora “Objetivos de desarrollo del milenio”. Desde las Entidades e instituciones de Salud se realizan esfuerzo a  mantener la práctica de la lactancia natural y hacerla renacer donde tiende a desaparecer como medio de mejora para la salud y la nutrición de lactantes y niños de corta edad.

Para ser acreditada como una institución IAMI, el Hospital Materno elaboró una política institucional  expresada en la Resolución  No. 140 de 27 de mayo de 2019.

Dicha disposición  se ajusta a la Resolución  No 0209   de 19 de agosto   del  2016, de la  política  Institucional  para la implementación y desarrollo de la estrategia Instituciones Amigas de la Mujer y la Infancia, IAMII, con enfoque Integral en favor de la salud y nutrición materna infantil en el marco de derechos humanos, perspectiva de género y criterio de atención diferencial, que incluye 10 pasos hacia una feliz lactancia natural.

Según Unicef, todos los servicios de maternidad y atención a los recién nacidos deberán:

  1.  Disponer de una política por escrito relativa a la lactancia natural que sistemáticamente se ponga en conocimiento de todo el personal de atención de la salud.
  2. Capacitar a todo el personal de salud de forma que esté en condiciones de poner en práctica esa política.
  3. Informar a todas las embarazadas de los beneficios que ofrece la lactancia natural y la forma de ponerla en práctica.
  4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al parto.
  5. Mostrar a las madres cómo se debe dar de mamar al niño y cómo mantener la lactancia incluso si han de separarse de sus hijos.
  6. No dar a los recién nacidos más que la leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén médicamente indicados.
  7. Facilitar la cohabitación de las madres y los niños durante las 24 horas del día.
  8. Fomentar la lactancia natural cada vez que se solicite.
  9. No dar a los niños alimentados al pecho chupadores o chupetes artificiales.
  10. Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica.
Leave a reply